Sintomas de la alergia en los animales

Sintomas de la alergia en los animales

20 febrero 2010

Las alergias en perros y gatos se manifiestan generalmente con prurito o picazón, aunqu en estos últimos también se observa el asma de origen alérgico. La respuesta al prurito puede ser en forma de rascado, mordisqueado, lamido o frotamiento con objetos, según el área corporal afectada.

La aparición de estas enfermedades se debe a una sensibilización frente a los alérgenos implicados. Sin embargo, no las sufren los animales muy jóvenes, de pocos meses de vida.

Así, si un cachorro de dos meses tiene prurito, no se debe pensar en una alergia, siendo mucho más probable que tenga, por ejemplo, una sarna.

Cuales son los sintomas de la alergia en los animales

Sintomas de la alergia en los animales

Prurito crónico en animales domésticos
Cuando los perros se rascan, inicialmente se observa alopecia (falta de pelo), enrojecimiento y heridas superficiales. Con el transcurso del tiempo, tras semanas o meses de rascarse, la piel se defiende de esta agresión engrosando y adquieriendo una tonalidad oscura. Estos son síntomas claros del prurito crónico.

En estos animales es frecuente, como consecuencia del rascado más o menos crónico, que aparezcan complicaciones como una infección de la piel o un exceso de caspa (seborrea), lo que puede dificultar el diagnóstico de la enfermedad inicial.

En cambio, en los gatos las manifestaciones del prurito y del rascado son diferentes. En primer lugar, los felinos son mucho más suaves para rascarse que los perros, por eso en muchos casos sólo se ve un área de alopecia, sin ninguna otra lesión en la piel. Esta circunstancia, unida a que frecuentemente el gato sólo se rasca o lame en ausencia de los dueños (debajo de la cama, encima del armario, por ejemplo), hace que, en ocasiones, resulte difícil saber si una alopecia en un gato se debe a que hay prurito o no. De hecho, incluso cuando el rascado es crónico, tampoco se observan las lesiones tan características de los perros. La mayoría de las veces sólo aparecen erosiones, úlceras (heridas más profundas) y costras (pus o sangre seca).

No obstante, existen casos en que los gatos también pueden mostrar lesiones muy características. Esto sucede cuando a los procesos alérgicos se les suman otras enfermedades, tales como infecciones y/o parásitos.

Atopia
La atopia es una alergia que se desarrolla frente a alérgenos presentes en el ambiente, que contactan con los animales a través de las vías respiratorias y de la piel. Existen muchos alérgenos que pueden sensibilizar a los perros y gatos, pero los más frecuentes son el acaro del polvo y las escamas o epitelios de otros animales, incluido el hombre. En tanto, la alergia al polen es mucho menos frecuente.

En perros los primeros síntomas de prurito suelen aparecer entre el primer y el tercer año de vida, aunque, por lo general, se lo termina llevando al veterinario años más tarde cuando la picazón es muy intensa. El prurito se produce en todas las épocas del año, ya que el perro tiene contacto con el alérgeno todos los días. Sin embargo, cuando sólo tiene alergia al polen, o cuando existe un componente muy importante de alergia a la picadura de pulgas, el prurito es estacional, apareciendo sólo en los meses de polinización o, en el caso de las pulgas, en épocas cálidas.

Prurito facial y prurito generalizado
La distribución más típica del prurito es a nivel de la cara y de las patas, aunque puede afectar cualquier área corporal e incluso ser generalizado. El rascado continuo a nivel de la cara provoca que muchas veces exista otitis y/o conjuntivitis (inflamación de los oídos y la conjuntiva, respectivamente).

Los gatos suelen manifestar los primeros síntomas entre los seis meses y los dos años de edad.

Dermatitis alérgica a la picadura de pulgas (DAPP)
La DAPP es una reacción alérgica a alérgenos presentes en la saliva de las pulgas.

Es muy importante diferenciar la DAPP de la infestación por pulgas. En el primer caso, la presencia ocasional de alguna pulga es suficiente para producir el prurito, por lo que el control de pulgas en el ambiente del animal debe ser muy estricto. En el segundo de los casos, para producir unos síntomas similares debe haber un número muy superior de pulgas.

En el caso de los gatos, los hábitos de vida son determinantes para el desarrollo de la enfermedad, ya que aquellos que poseen libre acceso al exterior tienen un mayor contacto con pulgas. En perros el signo más característico es la aparición de prurito en el área lumbar, aunque con el tiempo puede extenderse a otras zonas. Por lo general, al principio el proceso es estacional -en verano-otoño, cuando la incidencia de pulgas es mayor, aunque con el tiempo el prurito puede aparecer a lo largo de todo el año. En los gatos, en cambio, los signos pueden ser muy diversos y, por consiguiente, muy difíciles de clasificar.

Alergia a los alimentos
La alergia a los alimentos tiene una incidencia mucho menor que las dos anteriores. Es una alergia frente a sustancias que se ingieren, que suelen ser productos básicos en la dieta del animal: cualquier tipo de carne, pescado, huevo, lácteos, arroz, soja, trigo y maíz. Por lo tanto, la alergia a los alimentos puede afectar a cualquier animal, tanto los que consumen dietas preparadas en casa como aquellos que se alimentan con alimentos comerciales.

En el caso de los perros, el signo más constante es el prurito, que frecuentemente afecta la cabeza y las patas, pudiendo complicarse con otitis o seborrea. En algunos animales, pueden concurrir signos digestivos, como diarrea y vómitos. En casos leves, la única manifestación puede ser la presencia de enrojecimiento del pabellón auricular.

En gatos, al igual que en los casos anteriores, los signos pueden ser muy diversos.

Hay (1) comentarios:

  1. victoria

    25 de agosto de 2010

    hola, tengo una perrita bassed hound de un año y un mes hace dos semanas que tiene en su axila izquierda rojo con unos pequeños brotes como unas espinillas, la llevé al veterinario y le seguimos un tratamiento por tiña o sarna, pero he buscado en internet y no parese que tenga ninguna de ambas, ya que tampoco le ha aumentado ni contagió a la otra perrita, aveces tiene sequito y aveces se le ponen coloradas esas espinillas. Me tiene preocupada ya que no sé que podrá ser

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen